La Profesora de Historia Sexo en la sala…

Fecha de publicación: septiembre 29, 2011 6:19 pm

Bueno todo comenzó cuando entre a la secundaria, era un chico normal, con padres normales, compañeros normales, pero había algo que no era tan normal… Me gustaba mi profesora de historia, wau, era la mujer mas perfecta que había conocido en toda mi vida, lindas piernas, curvas definidas, era preciosa, como se dice un buen chileno : put* que está rica esa vieja. El único inconveniente era que tenia el doble de edad que yo, pero eso no me desmotivo para seguir adelante, para ayudarla en lo que fuera necesario y ser uno de los mejores en su clases, solo para llamar su atención. Un día de primavera, cuando ya estaba en mi ultimo año de colegio, Mi profesora de historia (que se llama María) me manda a llamar para que me presente urgentemente en el departamento de historia. Yo al tratarse de ella deje todo y Salí corriendo a ver que ocurría. Al llegar me hace entrar y cerrar la puerta con llave, me giro para verla y estaba en verdad guapisima, con una minifalda negra, la blusa desabrochada mostrando su sostén rojo, pero tenía algo que me llamo la atención, y era un consolador en su mano izquierda. Lo primero que pensé fue: para que carajos necesita eso, luego la voz de María me ordena que me saque los pantalones, y yo como un zombie obedecí mientras la veía acercarse y arrodillarse en frente mío para chupar mi miembro, en ese momento creí que estaba en el paraíso, era fabulosa. Derepente siento que detiene su trabajo y dice que a observado como la miro desde primer año de secundaria y que la excitaba mi mirada y que quería darme “las gracias” con el mejor orgasmo de mi vida, yo no me la podía creer, estaba soñando, estaba en esa reflexión cuando siento que mi profesora mete lentamente el consolador por mi ano, primera vez que siento tal tensión en mi, al verme María dijo que me relajara y ella siguió metiendo mi miembro en su dulce boca mientras que con una mano seguía metiendo esa cosa en mi. Dolió al principio pero el placer que se sintió después fue casi utópico. Cuando ya estaba casi al limite de mis fuerzas, María se acuesta en la mesa con las piernas abiertas para que la penetre, yo no dude dos veces en hacerlo, lo hicimos una y otra vez, penetrándola, y ella penetrándome a mi con ese juguete, todo era perfecto hasta que toco el timbre para el recreo, maldeci ese instante en el cual debimos vestirnos y arreglar todo… Pero desde ese momento, las clases de historia no son lo mismo. 

Busqueda Entrante:

  • historias heroticas
  • tu mejor maestra relatos
  • relatos tu mejor maestra
  • relatos eroticos tu mejor maestra
  • relatos de tu mejor maestra
  • relatos eroticos de profesoras
  • relatos eroticos de maestras
  • Historias de tu mejor maestra
  • Relatos eroticos maestra
  • relatos de maestras

Compartir: Twitter | Facebook | Email

Notificar mal uso o Spam

Comentarios:

Dejar un Comentario